Justificación

La justificación del proyecto se articula entorno a 4 pilares:

  1. ODS.  Cada ciudadano debe asumir su parte de responsabilidad.
  2. ARTE URBANO. Elemento para sensibilizar a la población.
  3. SOTENIBILIDAD. BURGOS: UNA CIUDAD MÁS SOSTENIBLE.
  4. TRABAJO EN RED

Si quieres ampliar la información, te la ofrecemos a continuación:

1. ODS.  Cada ciudadano debe asumir su parte de responsabilidad.

 Este año continuamos profundizando en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Con estos Objetivos de aplicación universal, en los próximos años los países intensificarán los esfuerzos para poner fin a la pobreza en todas sus formas, reducir la desigualdad y luchar contra el cambio climático garantizando, al mismo tiempo, que nadie se quede atrás.

El curso anterior trabajamos tres de estos objetivos de forma más separada del resto,  en esta ocasión, este desde el Proyecto Huellas, queremos  abordarlo de manera más general, desde la perspectiva de la sostenibilidad. Nuestro reto es  contribuir con gestos a que nuestro entorno se humanice y sea sostenible  y habitable para todos. Por ello entendemos que debemos ser capaces de que los participantes sean conscientes de la responsabilidad personal que tienen con  el mundo, y que esta se construye con pequeños gestos.

2.  ARTE URBANO. Elemento para sensibilizar a la población.

 Las personas debemos apropiarnos del espacio urbano y público para decidir sobre lo que nos afecta. Estos espacios comunes nos permiten generar imaginarios colectivos y diversos lenguajes artísticos. “Proyecto Huellas” pretende ser un espacio de encuentro donde la sostenibilidad y el arte  serán las herramientas de encuentro. Nos permitirá trabajar la diversidad comenzando por lo que todos tenemos en común, nuestra ciudad, Burgos.

Independientemente de dónde venimos o de cuál sea nuestro bagaje cultural, todos hemos crecido admirando una música, un cuadro, una escultura  o algo que simbolice para nosotros la belleza y el arte.

Es un lenguaje que nos transporta a nuestras emociones más profundas.

Desde ese espacio de emociones comunes podemos descubrirnos, conocernos y enriquecernos mutuamente. En definitiva, el arte es sobre todo una bella excusa para encontrarnos, quitarnos miedos y aprender a vivir juntos.

Y por último, y no menos importante, el arte  nos pone en contacto con la naturaleza. Nos hace conscientes  a todos de la necesidad de tener una relación más armoniosa y sensible con nuestro entorno. Por ello desde el proyecto Huellas siguiendo con la línea del curso anterior queremos seguir profundizando en el desarrollo sostenible tal como se pretende en las Objetivos del Desarrollo Sostenible.

3. SOTENIBILIDAD. BURGOS: UNA CIUDAD MÁS SOSTENIBLE

 Se puede llamar desarrollo sostenible, aquél desarrollo que es capaz de satisfacer las necesidades actuales sin comprometer los recursos y posibilidades de las futuras generaciones. Instintivamente una actividad sostenible es aquélla que se puede conservar.

Las características que debe reunir un desarrollo para poderlo considerar sostenible son:

  • Promueve la autosuficiencia de la zona.
    • Reconoce la importancia de la naturaleza para el bienestar humano.
    • Asegura que la actividad económica mejore la calidad de vida de las personas.
  • • Usa los recursos eficientemente.
    • Promueve el máximo de reciclaje y reutilización.
    • Busca la manera de que la actividad económica mantenga o mejore el sistema ambiental.
    • Pone su confianza en el desarrollo e implantación de tecnologías limpias.
  • Restaura los ecosistemas dañados

La importancia del desarrollo sostenible radica en que éste consiste en velar por la mejora de la calidad de vida en toda actividad humana, utilizando para esto solamente lo necesario de los recursos naturales.

La expresión “piensa globalmente, actúa localmente” ha sido una máxima  utilizada en contextos muy variados, desde la política a la planificación urbanista, el medio ambiente…   Este pensamiento nos llama a poner atención a los planes establecidos por los gobiernos, pero también a dedicar parte de nuestro tiempo al entorno más cercano. Que cada uno actuemos individualmente, acorde con las necesidades del planeta, de nuestro entorno más próximo.

Queremos que nuestro Proyecto este curso se centre en lo local. Burgos será el espacio en el que nuestra intervención se haga real, ya que la sostenibilidad es una línea transversal en el proyecto pero queremos ubicarla, concretarla en nuestra ciudad.

Pretendemos generar un espacio de reflexión constante en el que nos planteemos las siguientes cuestiones: ¿Cómo conseguir un Burgos más sostenible? ¿Qué podemos hacer para lograrlo? Y ¿para implicar a nuestras familias, centros, asociaciones?

4.  TRABAJO EN RED

 Otra línea importante para el Proyecto Huellas  es el trabajo en red. Entendemos que colaborar entre todos en la construcción de algo común, de un espacio común, provoca un cambio de posición en las personas que participan. Desde esta forma de construir lo común lograremos poco a poco que se produzca la transformación.

Construir de forma colectiva, desdibuja protagonismos, borra fronteras de lo mío y lo tuyo, genera sinergias de comunicación, de entendimiento de lo que cada uno desea realizar. Las personas enredadas en procesos creativos son creadoras al tiempo que consumidoras.

 La participación de todos los implicados en el proyecto, en este proceso personal y grupal, permitirá mejorar nuestros conocimientos, nuestras habilidades y por ende transformar la sociedad. Como diría Freire “La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que cambiarán el mundo”, y esa es nuestra intención.

Ese empoderamiento se producirá mediante valores como el respeto, la dignidad, la colaboración, la implicación…. Y generarán espacios de crecimiento para cada uno de los participantes.

Anuncios